TOP

DEFINICIÓN

Yoga Miofascial® es un sistema que te permite ampliar y enriquecer tu práctica y la de tus alumnos mediante la aplicación de las Fascias y Vías Miofasciales al Yoga y la Yogaterapia. Te enseñamos a mejorar este importante tejido conectivo a través de prácticas yóguicas y ejercicios fasciales específicos centradas en la obtención de un cuerpo biotensegrítico. Con ellas, aprenderás prácticas centradas en el Movimiento y otras centradas en la Quietud, unas centradas en el desarrollo de la Fuerza Fascial y otras enfocadas en la Elasticidad e Hidratación. Utilizaremos Asanas con y sin soportes, estiramiento y presión pasivas que se desarrollan en el Masaje Tailandés y el automasaje con pelotas. Aprenderás cómo adaptar y personalizar la práctica de nuestros alumnos y la nuestra propia con Yogaterapia Miofascial y Posturología. Todas estas partes componen un cuerpo de desarrollo que conjuntamente constituyen diversas vías para mejorar tus Fascias.

QUIÉN

Yoga Miofascial® ha sido creado por Helena Chacón basado en su conocimiento sobre Anatomía y su propia práctica de Yoga basada en estilos que fomentan el alineamiento (Iyengar, Anusara), la Vinyasa (Vinyasa Flow, Ashtanga, Rocket), la Biotensegridad (AcroYoga), la Quietud (Yin Yoga, Restaurativo). Si quieres conocer más sobre ella VISITA SU WEB AQUÍ.

ACTIVIDADES

Puedes recibir clases especializadas con cualquiera de las personas que se formaron en YOGA MIOFASCIAL® (VISITA PROFESORES CERTIFICADOS)

Ofrecemos una preciosa FORMACIÓN EN YOGA MIOFASCIAL® 100 HRS tanto en MODALIDAD ONLINE (AQUÍ MÁS INFO) como SEMI-PRESENCIAL (AQUÍ MÁS INFO).

Esta formación está dividida en las siguientes partes constituyentes que pueden ser cursadas progresivamente:

FUNDAMENTOS YOGA MIOFASCIAL® 20 HRS

LIBERACIÓN MIOFASCIAL CON PELOTAS 10 HRS

YOGA Y FASCIAS 50 HRS

YOGATERAPIA MIOFASCIAL 20 HRS

OFERTAS Y NOVEDADES: Si quieres estar al tanto de novedades puedes seguirnos en FACEBOOK como "Yoga Kula" (escuela de Formación), "Yoga Miofascial®" (método especializado en Fascias) o bien "Holística Formación" (plataforma online). También puedes suscribirte a nuestra plataforma ONLINE en holisticaformacion.com

PELOTAS A LA VENTA. Tenemos pelotas propias de marca Yoga Miofascial® y marca TCMYoga®. VISITA AQUÍ NUESTRA TIENDA ONLINE. Si quieres hacer un pedido profesional de pelotas para tener en tu centro y/o vender solicítanos el dossier para mayoristas en This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it..

¿QUÉ SON LAS VÍAS MIOFASCIALES?

Fascia:

La Fascia es el término general para designar al tejido conectivo denso irregular que rodea músculos, huesos, nervios, vasos sanguíneos, órganos y articulaciones. Da soporte estructural a tejidos y órganos así como protección y estructura. Ida Rolf, la creadora del Rolfing dijo: “La fascia forma una intrincada red coextensiva con el cuerpo, central para el cuerpo, central para su bienestar y central para su actuación”.

Considerando los niveles de la fascia tenemos:

·      * La fascia superficial que yace bajo la dermis y que se encarga del almacenaje de agua y grasa y permite el paso de nervios y vasos sanguíneos.

·     * La fascia profunda que yace bajo la fascia superficial. Colabora en el movimiento corporal rodeando músculos huesos (periostio y endostio), cartílagos (pericondrio), nervios (epineurium, perineurium y endoneurium) y vasos sanguíneos (túnica externa) y órganos).

·      * La fascia subserosa yace entre la fascia profunda y las membranas que definen las cavidades corporales siendo la más profunda de las tres. P.ej. sistema sacrocraneal.

El conocido como tejido “Miofascial” es esta fascia profunda que se extiende como una membrana o red tridimensional delgada, elástica y dinámica desde la cabeza a los pies, desde atrás adelante y desde el interior al exterior sin interrupción, cubriendo, soportando y envolviendo los músculos esqueletales (“mio”). Cuando existe un mal funcionamiento de esta red (por ejemplo, mala postura, inflamación, traumatismo, etc.) puede afectar a nuestra salud a muchos niveles creando diversos síntomas aparentemente sin vínculo.

Meridianos o Vías Miofasciales Myer:

Los famosos “Meridianos o Vías miofasciales” son líneas de tejido conectivo y que llevan a cabo las fuerzas estructurales requeridas para ejecutar el movimiento ya que conectan todas las partes del cuerpo y le dan integridad ya que son líneas de tensegridad. Esta idea fue introducida en 1997 por Thomas Myers en un artículo llamado “La anatomía de los trenes”. De acuerdo a Myers el basa sus líneas en los estudios anatómicos del Hermann Hoepke (1930) más sus conocimientos de Rolfing y disección de cadáveres permitieron examinar con mayor exactitud estas vías anatómicas.

El descubrimiento de las Vías Miofasciales o Cadenas Musculares es de amplia importancia clínica. Gracias a su entendimiento los dolores musculoesqueletales, no sólo se tratan en el lugar del dolor sino en cualquier parte o punto de la fascia. Este tratamiento distal de las patologías empieza a tener similitud con los tratamientos de acupuntura distales en los que se puntura zonas del cuerpo alejadas de aquéllas con dolor.

 

 

¿QUÉ ES LA LIBERACIÓN MIOFASCIAL?

Nuestro tejido fascial se ve afectado negativamente tanto si lo ejecutamos incorrectamente como si lo mantenemos pasivo y sin movimiento. Del resultado de su “mal estado” surgen diversas herramientas que permiten la Liberación Miofascial.

La “Liberación Miofascial” es un concepto que designa la acción de favorecer el estado de nuestras fascias mediante el movimiento, la coordinación y la eliminación del dolor. Como ya se ha ido mencionando, nuestras fascias son tejido conectivo en forma de red tridimensional a través de nuestro cuerpo que lo conecta todo. Rodean y penetran los músculos, los huesos, los vasos sanguíneos y nerviosos, los órganos, etc. recorriendo desde los pies hasta la cabeza por delante, detrás, por los lados e internamente. Es un tejido especialmente sensible a cambios físicos y psicológicos ya que tienen muchos receptores sensitivos. Si nuestras fascias no están sanas pueden tensarse, romperse, generar adherencias, debilitarse, secarse, etc. influyendo en nuestra postura y nuestra psique.

Muchas personas padecen puntos de dolor conocidos en la fisioterapia como puntos gatillos o “trigger-point” desde mediados de 1800. Se reconocen como puntos sensibles formados por tejido blando cuyo dolor es aliviado mediante la presión, el masaje, el estiramiento o la punción seca. Hartmut Heine descubrió que el tejido fascial estaba perforado en numerosos puntos engrosados por un anillo de colágeno. Descubrió que al menos el 82 % de sus perforaciones en la fascia coincidían topográficamente con puntos de la Medicina China. Dorsher también analizó los trigger points y concluyó igualmente que existe una asombrosa coincidencia entre los puntos gatillos y los puntos de acupuntura procedentes de la Medicina Tradicional China MTC. Concluye diciendo que es justo reconocer que los tratamientos actuales de dolor miofascial son un redescubrimiento independiente de los principios de sanación de esta antigua ciencia médica china. En el Ayurveda (Medicina india) también se reconocen estos puntos como marmas. Estos lugares del cuerpo son áreas donde el tejido del cuerpo se ha engrosado, se ha roto, está inflamado, etc. generando dolor y tensión provocando que los músculos de alrededor pierdan libertad de movimiento causando cambios en la postura a lo largo del tiempo. Los puntos de dolor son generados por: golpes (traumas), movimientos repetitivos o repentinos, malos hábitos posturales, poco descanso entre sesiones de entrenamiento, mala nutrición y falta de hidratación, alteraciones en el estado emocional, etc. La sensibilidad de los puntos de dolor se puede mostrar con dolor, hormigueo, temblor, frío o calor… En definitiva es resultado del “estrés” que ha soportado la fascia. Sourojit Bhowmick demostró que cuando se estimula el s. nervioso simpático (estrés) se genera una respuesta del s. inmune que segrega TGF – beta – 1. Se ha demostrado que TGF- beta – 1 es uno de los más potentes estimuladores de la fascia favoreciendo su contracción y su rigidez.

Existen varios modos de trabajar el tejido miofascial para invertir este proceso de rigidez. Algunos de ellos están muy vinculados o bien con el  masaje o automasaje (Rolfing, técnica Bowen, Osteopatía, Sacrocraneal, Liberación Miofascial con pelotas, etc.) o bien con la modificación de hábitos posturales (Yoga Miofascial, Yin Yoga). La ciencia actual aún está investigando los mecanismos exactos por los que la persona se siente mejor tras el trabajo liberador sobre la fascia. Robert Schleip detalla en su artículo “Fascia as a Sensory Organ” que los mecanismos de deformación de la fascia a corto plazo no están influidos por la “tixotropía” ni por la “piezoelectricidad” de este tejido, sino por la contribución activa del sistema nervioso central y de los mecanorreceptores.

Con nuestra Formación aprenderás a mejorar el estado de tu tejido fascial mediante diversos ejercicios especializados, el uso de pelotas haciendo una presión localizada y manipulaciones de masaje tailandés. Con ello se consigue:

* Aumento de la elasticidad
* Mejora en la circulación sanguínea
* Liberación de puntos de tensión y dolor
* Recuperación de la fatiga muscular
* Disminución de la inflamación
* Recuperación de la energía vital
* Mejora en tu movimiento y la coordinación
* Mayor fluidez y suavidad en las asanas
* Conciencia corporal
* Mejora en tu estado anímico
* Inducción al descanso y el sueño profundo

 

YOGATERAPIA MIOFASCIAL

La Yogaterapia Miofascial es definida como la aplicación de las Vías Miofasciales a nivel individual para corregir desequilibrios estructurales. Cuando nos enfocamos en desequilibrios estructurales de una persona es muy importante considerar el concepto de Fascias y la visión integrada del cuerpo humano. Con la Yogaterapia Miofascial, aprendes en primer lugar a evaluar y desarrollar una postura estática adecuada enfocándonos en puntos clave del cuerpo. Así mismo, se evalúa el equilibrio entre vías miofasciales centradas en el cinturón abdomino-pélvico así como el cinturón escapulo-humeral, y se corrigen mediante ejercicios especializados. Finalmente, usamos todo este conocimiento para establecer síndromes y patrones agrupando ciertos desequilibrios y facilitando la aplicabilidad de lo aprendido.

YOGA RESTAURATIVO

El “Yoga restaurativo” es conocido como el Hatha Yoga o Yoga postural que utiliza soportes o herramientas para conseguir un estado de relajación profunda en la postura. No se considera un estilo de Yoga mismamente sino una adaptación del uso postural del Yoga para conectar con la calma interna y permitir la relajación y la recuperación energética del organismo que diseñó B.K.S. Iyengar. Los resultados y efectos terapéuticos de cada postura dependerán de cada una de ellas y de la capacidad del alumno de estar presente con su respiración y mente.

El uso de “Yoga restaurativo” puede ser muy amplio. Como profesor de Yoga puedes aplicar algunas posturas al final de clase para que el alumn@ vaya entrando en estado de relajación profunda. También puedes hacer una clase entera de Yoga restaurativo para fomentar la relajación o incorporar esta variante en intensivos o workshops.

YOGA THAI MIOFASCIAL

      Durante la FORMACIÓN EN YOGA MIOFASICAL® se enseñan algunas manipulaciones del Masaje Tailandés aplicadas a las Vías Miofasciales. NO se pretende que acabes dando masaje tailandés porque no es una formación para ser masajista. Yoga Thai Miofascial busca la esencia del masaje para que puedas aprender algunos ejercicios de presión y movilización que puedan ser usados en una clase de Yoga. Este conocimiento es muy interesante ya que existe una interesante correlación entre las Vías Miofasciales y los Sens Tailandeses.

      Puedes utilizar este conocimiento y experiencia de varios modos: 

      1) AJUSTES MANUALES. Aplicar a tus alumnos en clases grupales poco numerosas o clases personalizadas con la finalidad de realizar pasivamente algunas de las asanas de Yoga.

      2) TACTO CONSCIENTE. Para favorecer la relajación de tus alumnos.

      3) CLASE ESPECIAL. Puedes realizar una clase o parte de una clase en la que los alumnos se pongan en parejas para realizar estos ejercicios unos a otros.

      4) TALLERES. Podrás usar esta información para impartir pequeños talleres de Yoga Thai Miofascial enfocados a la liberación de Vías Miofasciales.

LIBERACIÓN MIOFASCIAL CON PELOTAS

El uso de pelotas para liberar las fascias está muy extendido en el mundo del deporte, la fisioterapia, el pilates, etc. Es así por su efectividad en automasajear zonas sensibles del cuerpo y favorecer el estado del tejido conectivo cuando se realiza adecuadamente. Al presionar y dejar caer la gravedad de nuestro cuerpo en puntos concretos forzamos a la linfa y la sangre moverse, liberando toxinas y mejorando la nutrición y oxigenación de los tejidos. La progresión en esta presión ha de ser gradual y no debemos olvidar respirar. De ahí nuestro lema: SIENTE, RESPIRA, LIBÉRATE®

Las PELOTAS YOGA MIOFASCIAL® así como TCMYOGA®  están especialmente diseñadas para que puedas realizar esta práctica de un modo adecuado. Lo ideal es escoger el grado de dureza y tamaño óptimo para ti.

Puedes aprender este automasaje en nuestras formaciones de Yoga Miofascial®, TCMYoga® o bien AyurYoga®, cada una de ellas con un enfoque diferente basado en el objetivo específico de la Formación.